Búscanos en instagram @paihuen.co

Chile ¿cerca de una cosmética sin crueldad?


Muchos de los productos cosméticos y de cuidado personal que utilizamos han sido y son  cómplices de la experimentación en animales. Sin embargo actualmente se está desarrollando una tendencia que va en ascenso, qué son los productos libres de crueldad animal o cruelty free. Pero, si no utilizan animales de prueba, ¿cómo se aseguran de que los productos sean seguros para el uso humano? y, ¿cómo saber cuáles no han testeado en animales?

En el siglo XX, una mujer estadounidense quedó ciega luego de aplicarse una máscara de pestañas. Como resultado, la industria cosmética comenzó a hacer pruebas en animales para comprobar la seguridad de sus productos antes de venderlos a la gente.

Más de 500 mil animales mueren a causa de estas experimentaciones en todo el mundo. En Chile, de acuerdo a una investigación de la ONG No Más Vivisección, el Instituto de Salud Pública (ISP) vendió 235.510 animales a instituciones públicas y privadas en el 2016 para realizar dichas prácticas. Dentro de los ensayos que se realizan está el test de Draize de toxicidad  que contempla la prueba de irritación cutánea aguda ​ y la prueba de irritación ocular aguda, y por otro lado, la prueba DL50 (Dosis Letal 50),método los animales son expuestos  a la inhalacion y/o ingestión) a las sustancias a probar y sólo  finaliza cuando 50% de la población del estudio muere. Su objetivo es determinar la concentración adecuada para un consumo seguro para humanos

Mira el cortometraje Save Ralph aquí

El desarrollo científico y tecnológico ha brindado nuevas alternativas para comprobar la seguridad de ingredientes y productos terminados; reemplazos que no implican traumas, daños físicos y la muerte a animales. Hasta hace poco se usaban animales en pruebas de choques de automóviles, sujetándolos a los asientos y estrellándolos contra las paredes con el fin de evaluar la resistencia de los vehículos. Actualmente, con los avances, usar maniquíes o  cadáveres humanos es mucho más efectivo que someter a cerdos o perros a estas pruebas. En el caso de la cosmética esto no es diferente hoy la ciencia y la tecnologia ofrecen multiples alternativas de testeo seguro y libre de crueldad, como los sistemas de modelamiento computacional o las pruebas molecular sobre tejido celular. 


En el caso de que una marca haga uso de este tipo de pruebas, puede obtener el sello que la certifique como cruelty free o libre de testeo a través de diez organizaciones. Las más conocidas son PETA, Leaping Bunny y Te Protejo.Según la directora y co-fundadora de la ONG Te Protejo, Camila Cortínez, PETA es la certificadora menos estricta o rigurosa, pues se preocupa más del proceso de importación que de los ingredientes y su trazabilidad. Es por esto que más marcas logran obtener este sello y por lo mismo es el más visto en Chile. Por otro lado, Te Protejo y Leaping Bunny se encargan de verificar que cada ingrediente que compone el producto cosmético y de cuidado personal esté libre de testeo, siendo un proceso de investigación y fiscalización más difícil pero detallado y efectivo. Además te protejo exige que todos los productos certificados cuenten con registro sanitario ante la autoridad correspondiente (en Chile ISP), lo que además garantiza la inocuidad microbiologica y físico química del producto

En el caso de Te Protejo, el proceso de certificación tiene un valor que varía según los tramos de venta de la marca, para que todas puedan invertir en esto. Los precios van desde los $70.000 a los $900.000 anuales, siendo este último valor para aquellas empresas grandes y multinacionales.Sin embargo, existen varias empresas que afirman no testear en animales como estrategia de marketing cuando no cuentan con ningún respaldo serio que lo asegure. Camila Cortínez, co-fundadora de Te protejo, nos cuenta que MAC, famosa marca de cosmética, dice ser cruelty free, pero comercializa sus productos en China, país que exige que los productos que se importen y comercialicen dentro de sus fronteras deben ser testeados en animales antes, por lo que ¿será creíble su etiqueta Cruelty free? al menos no en toda su cadena de producción, porque al menos lo que se comercializa en China está sujeto a crueldad.


En Chile, los animales no están totalmente protegidos. Existen leyes, como la “Ley Cholito”, que velan solo por la protección de animales considerados mascotas, pero no hay nada que impida, entre otras cosas, las experimentaciones en animales para la industria cosmética, práctica que está prohibida en más de 40 países. A través de redes sociales y organizaciones como las mencionadas anteriormente, los ciudadanos y autoridades chilenas se están concientizando sobre este tipo de maltrato. A fines del 2020, un grupo de diputados y diputadas, con el apoyo de las ONG Te Protejo y No Más Vivisección, presentaron un proyecto de ley que busca modificar el Código Sanitario, prohibiendo  la experimentación en animales en la elaboración de productos cosméticos, así como la importación y comercialización de estos productos si han sido testeados en animales.


Si bien, es probable que se apruebe, la iniciativa está en pausa. Hoy, con la redacción de una nueva Constitución, se espera que todos los animales se consideren seres sintientes y no “bienes muebles”, como establece la actual Carta Magna, y que el Estado haga todo lo que está en sus manos para que sean protegidos. Así, Chile se uniría a los países que ya prohibieron el testeo animal en productos cosméticos alrededor del mundo.

 

Por: Constanza Fernández y Amanda Ponce.

 Periodismo PUC


Dejar un comentario