¿Conoces el origen de la crema hidratante y su lado sucio?

El uso de la clásica “cremita” o loción para rostro o cuerpo está tan incorporada que no nos cuestionamos mucho su origen, si queremos hidratar o humectar vamos y comprando una de las taaaaantas que encontramos en el mercado.

Pero sabías que esta fórmula infaltable en el cosmetiquero de la señorita, tiene su inspiración en la propia #naturaleza de la piel y también puede llegar un lado totalmente antinatural y tóxico.

Veamos ¿Cómo se auto hidrata la piel? 

ADVERTENCIA: Contenido científico ñoñis, pero necesario

La epidermis es la capa externa de la piel, dentro de ellas el estrato córneo es la más superficial y lo que nosotras podemos “ver”. Formada por células muertas (corneocitos) inmersos en una matriz de lípidos epidérmicos  que cumplen una  función de barrera y protección.El estrato córneo además está cubierto por una emulsión aceite/agua conocida como película hidrolipídica o emulsión epicutánea, que ayuda a mantener la piel flexible, actúa como barrera adicional frente a microorganismos externos.

La fase oleosa está formada por lípidos producidos en las glándulas sebáceas y aquellos provenientes del proceso de diferenciación celular [queratinización]. Mientras, la fase acuosa está formada por el agua del sudor y transpiración insensible, formando además el manto ácido.  

Uff, me fui en volada científica, perdón,  pero esta vuelta nos ayuda a entender el origen de la crema. La crema o loción busca parecerse a la emulsión epicutánea, y en efecto es una mezcla de una fase acuosa y oleosa. Hasta aquí todo más o menos natural, pero tiene un extra, un estabilizante o emulsificante, que permite que las dos fases no se separen, lamentablemente los emulsificantes hoy más populares son bastante tóxicos., es este quizás el lado más oscuro de la clásica crema blanca

Los emulsificantes son el mejor ejemplo de donde se pierde la inspiración natural a la hora de formular un producto #skincare y se muestra su “lado sucio”. Ejemplo de esta “suciedad” es el polietilenglicol o PEG, plástico derivados del petróleo, categorizado con alerta naranja o “plástico escéptico” por Beat the microbead, debido a posibles efectos cancerígenos de sus impurezas, daños a la película hidrolipídica, reacciones alérgicas y púrito. Esta pequeña sigla aparece incluso en algunos  “cosméticos naturales”, así que busca en tu hidratante, y si en el listado de ingredientes [INCI] lees algo como PEG-X, donde “X” es un número que indica  tiene que ver con el peso molecular de la sustancia sintética final, ya sabes cual es el lado oscuro de tu crema favorita. 

Y ¿ahora crees que es necesario usar  una crema o loción con emulsificante o podemos optar por algo como un bifásico? No tiene que ser estable para ser una emulsión... podemos agitar, homogenizar aplicar y luego dejar que las fases se separen hasta que se vuelvan a encontrar.


Sumate a la #rEvoluciónpiel que #avanzaalonatural

Si te pareció bueno, compártelo con tu yunta, regálanos un comentario y guárdanos en tu corazón.

Un abrazo virtual que proteja tu #piel


Compartir esta publicación


Dejar un comentario