Desafío “Inventario cosmético” en 10 pasos

Hoy fui a las compras del mes, con mascarilla y lista en mano partí a la aventura del supermercado. En general no soy una fanática de estos comercios, por el contrario, me gusta hacer mis compras entre múltiples comercios locales y en la feria [una tradición que cultive en el querido Valparaíso], pero bueno otro efecto de este coronatime.

Después de esperar en la fila y pasar por termómetro y alcohol gel, logre pasear por los pasillos hasta que me detuve un minuto frente a la góndola de artículos de cuidado personal y cosméticos - quedé en shock - ¿Quien no se siente abrumadx frente a tamaña oferta de colores,formas y promesas?, de verdad hay más de estos productos que legumbres. Pero bueno, ya tendremos tiempo de discutir sobre alimentación y no divagaré con mi mente pisciana aquí.

 

 

La cosa es que volví a casa con una sola reflexión en la cabeza: tenemos un rostro, un solo cuerpo, dos manos, una cabeza y una dentadura; todo vestido de una sola piel; entonces ¿Por qué tenemos tantos productos para cuidarla?.

No podía quedarme solo en el pensamiento, encerrada en casa, pasar a la acción es adrenalina pura. Así que tome una caja y me puse a buscar todo aquello que pongo sobre mi piel para  mantenerla limpia y protegida a diario. Recorrí el baño, dormitorio y bolso buscando todo todo, el resultado fue este

 

 

Reconozco que me sentí aliviada al comparar con el recuerdo de todo lo que usaba [y compraba] hace unos 7 años atrás, definitivamente mi consumo ha cambiado,lo mejor, ¡¡¡ ha disminuido !!!.

Claro en este desafió no incluí el ítem maquillaje ya que personalmente lo uso casi “para los matrimonios” y quería hacer una entrada lo más universal y “agender”, a lo único que soy fiel es a mi cucharita de las pestañas, sobre todo en tiempo de covid 19, y, creo que es un ítem a abordar en una próxima entrada del blog.

Pero más allá del número de “cosas” lo importante es todo lo que se puede aprender haciendo esta pequeño “inventario de cosméticos” en vías de conocer y transformar nuestro consumo.

Aquí te invito al desafío de conocer tu propio consumo cosmético en solo 10 pasos

 

 

1. Toma una caja o canasta y busca por tu casa todos tus productos destinados a la higiene y cuidado de la piel.

2. Agrúpalos según área de tu piel en que los usas(crea categorías)

 

 

3. Lee las etiquetas y busca sustancias tóxicas y plásticos en la fórmula, marca todos los productos que los contengan con una X bien grande.

4. Si estás un poco choqueadx de la cantidad, respira

5. Revisa las fechas de vencimiento, si algo está caduco pues ni modo,a la basura y si puedes reciclar el envase, recicla. 

DATO las cremas humectantes vencidas pueden darle una humectación y nueva vida a alguna cartera, bolso,zapatos o chaqueta de cuero (si tienes).

6. Con los productos que aún no están vencidos,evalúa si quieres usarlos todos, si hay alguno que definitivamente no estas dispuestx a usar reserva en otra caja, luego podrás re-clasificar entre categorías; ser inventiva y usar de “otra forma”, regalar a un cercanx, o eliminar”

7. Vuelve al paso 3 y pregúntate si estas dispuesta a seguir poniendo sustancias tóxicas sobre tu piel, si la respuesta es NO aplica paso 5.

8. Con todo lo que quede de la selección, llegó el momento de usarlos uno a uno y sólo comprar hasta que no quede stock en esa categoría.

9. Evalúa si en tus productos tienes alguno que sea multifuncional y lo usas en más de una área de tu piel, por cada uno regalate un abrazo. Si tu misma haz elaborado alguno de tus productos entonces besa tus manitos.

10. Prometete realizar este ejercicio cada 1, 3 o 6 meses y evaluar el comportamiento de tu consumo.



Antes de comprar, inventariar
Si quieres un cambio verdadero, cambia tu consumo
con el cariño del sur María José

Compartir esta publicación


Dejar un comentario