Búscanos en instagram @paihuen.co

¿Desde qué emoción cuido mi piel?


“Ando con la emoción a flor de piel” - seguro te has sentido así, más allá de una frase común, guarda en ella una verdad indudable,existe un vínculo entre nuestra vida anímica y la piel, o acaso nunca has vivido ese “brote” en medio de un periodo de estrés, no se, algo así como una pandemia mundial. 

Nuestra vida anímica se construye a partir de las percepciones sensoriales que tenemos del mundo exterior, transformándolas en un mundo interior propio. Por eso debemos ser cuidadosxs de los "alimentos" que entregamos al alma.

Cuando analizamos los mensajes que recibimos a diario respecto al cuidado de la piel  podemos resumir que se impregna de dos emociones - miedo y amor -que se mueven polarmente de un extremo a otro. Pero, si observamos con atención la balanza se inclina bruscamente al lado del miedo.

  • miedo a envejecer
  • miedo a la aparente imperfección
  • miedo al acné
  • miedo a la celulitis
  • miedo a las canas
  • miedo a las ojeras
  • miedo al color de nuestra piel
  • miedo a no encajar en un estándar unificador mundial de lo que debiese ser una piel bella

Muy lejos de esta emoción cuando decidí sentarme a conversar con ustedes tras un teclado todo lo que me movía era el amor, amor a compartir aquello que he ido aprendiendo e integrando en el transcurso de mi vida, amor a la individualidad, amor a la diferencia, amor a la esencia y singularidad, amor a la naturaleza, pero sobre todo amor al devenir humano, por eso elegimos comunicar desde este lugar.

Cuanto daño hacemos a nuestra vida anímica cada vez que encendemos la televisión o hacemos scroll en instagram, la publicidad ha sabido usar muy bien el miedo en su beneficio y hemos comprado, quizás en exceso. Cuanta presión por pertenecer a un mundo que no parece creado por y para nosotras .

Cuidarnos desde el amor, se vuelve imperativo en el mundo nuevo que hoy queremos construir, uno en que seamos capaces de comprender y validar el vinculo piel y alma, como parte de la comprensión de nuestro propio ser. No solo por quienes ya no queremos esa presión social para nosotres, sobre todo por quienes vienen.

Entonces,¿Cómo nos cuidamos desde el amor? 

  • Comprendiendo que aquellas denominadas imperfecciones son signos del funcionamiento y estado de salud de nuestro organismo
  • Aceptando los procesos naturales por los cuales transitaremos en este vehículo denominado cuerpo físico
  • Volviéndonos sensibles al mensaje de las condición patológicas que se pudiesen presentar en nuestra piel. De esta forma intentar comprender su lenguaje y relación entre piel y alma, y, piel y organismo entero. Sin ocultar o enmascarar el mensaje.

 

  • Mostrando al mundo, a tu mundo, lo heterogéneo de la belleza permitiendo a tu entorno normalizar lo normal
  • Estimulando los procesos de auto-curación y homeostasis de nuestra piel, trabajando de manera colaborativa con tu propia biología.
  • Hablándonos bonito. Muchas veces cuando nos miramos al espejo Terminamos reproduciendo el discurso del miedo y sólo somos capaces de decir a la piel todo aquello que no nos gusta. Dile gracias por repararte y crear una cicatriz cada vez que te cortas,  dile gracias porque por ella ella no eres igual a los demás [eres únicx], dile gracias porque a través de ella sientes el mundo a tu alrededor y experimentas de las mejores emociones como una caricia. 

  • Abandonando el uso de sustancias tóxicas que alteran el equilibrio de nuestra piel y evitando el "greenwashing" o lavado verde cosmético. 
  • Dejando atrás el juicio al otre ¿quién nos ha dado la potestad de enjuiciar a otrx por su aspecto?. Podemos construir nuestra concepción estética más no podemos pretender crear una estética única traspasando la libertad individualidad de cada ser 

Dejar un comentario