Búscanos en instagram @paihuen.co

Menos consumo MÁS ASUMO


Para much@s tener el baño o su tocador lleno de sexis frascos, botellas y pomos de cosméticos es un sueño, y cómo no, si están diseñadas  para seducir;  perfumes, cremas, sueros, hidratantes, desmaquillantes, cremas corporales, aceites, crema de manos, contorno de ojos,  crema de pies, shampoo, tratamiento capilar, crema de peinar, jabones, astringente, mascarillas, maquillajes y un enorme etcétera, son verdaderas debilidades enfrascadas.

Un deseo irresistible para mimar al órgano más sensorial, extenso y volcado al mundo de todo nuestro cuerpo, la piel. Una invitación constante al placer y la belleza que durante décadas hemos visto en revistas, televisión y hoy con toda fuerza en  redes sociales, transformando a tod@s en un posible icono de tendencias estéticas, cosa que hasta finales del siglo pasado era un lugar exclusivo de las modelos y rostros de marca.


Más pantallas, más imágenes y la capacidad de capturar retratos a toda hora, solo hizo que durante las dos primeras décadas del siglo XXI la comercialización de productos cosméticos y de cuidado personal subiera como la espuma, adoptando algunas tendencias de sustentabilidad pero sin dejar de crear más y más “nuevos productos”.

El batatazo a este creciente consumo y creación de nuevas necesidades lo dió la Cosmética Coreana que desagregó los componentes de una loción y transformó las rutinas de skincare en sucesivas capas de 10 o más productos, viralizando una nueva forma de uso y sobre todo de consumo, lo que aumentó la cantidad de sexis productos en la vida de muchas personas en todo el globo.

 

Así cerrábamos la primeras 2 décadas del nuevo siglo cuando de pronto todo se paralizó, ya no teníamos que ser ni parecer perfectas, nuestra vida ya no acontece afuera, sino en la intimidad de nuestro hogar, la privacidad de nuestras domésticas alegrías y miserias ha quedado lentamente al descubierto, y así como el desorden de la vida, también aparecieron en las videoconferencias nuestras ojeras,el #maskacne o lo desprolijo de nuestros cabellos.

 

En este alto descubrimos la belleza de lo imperfecto y comenzamos lentamente a derribar paradigmas bastante tóxicos, que durante años no nos animamos a tumbar, como el miedo a envejecer que nos venden cada 5 minutos de manera sutil todas las cremas antiage o el miedo a la diferencia que oculta el antimanchas. En fin, en un momento de obligada y necesaria reflexión en múltiples aspectos de nuestra vida individual y colectiva, la pandemia nos regaló el momento de menos consumo y más asumo:


Asumo hacerme responsable de gestionar mi salud física, mediante mi alimentación, hábitos y todo aquello que pongo en  contacto con mi cuerpo físico, incluido mi piel.

 

Asumo hacerme cargo de gestionar mi salud emocional, trabajando en mi autoestima y los parámetros de autoaceptación que me impongo.

 

Asumo que no soy una isla sino parte de un ecosistema que debe buscar el equilibrio de la forma más eficiente, simple y natural.

 

Asumo la responsabilidad de autoeducarme, de cuestionar y desarrollar mi pensamiento crítico, para que mis acciones operen en coherencia con mis emociones.


En este asumir te queremos acompañar a conocer tu piel y  tomar mejores decisiones de consumo, en la que puedas consumir menos pero mejor, generando una menor huella de carbono, evitando sustancias tóxicas para tu salud y el medio ambiente, prefiriendo productos de cuidado personal naturales y libres de plásticos


¿Comó?

El primer paso,  a través de nuestro workshop Cosmetiquero cápsula donde te invitamos a ser dueña de una piel más liviana y salvaje, libre de estereotipos e independiente de las” tendencias” del mercado cosmético.  En este workshop obtendrás las herramientas para :

  • Detectar y evitar sustancias tóxicas en los productos cosméticos que estás usando hoy y en aquellos que puedas comprar en el futuro.
  • Reducir tu consumo cosmético y aprende a montar un cosmetiquero cápsula según los requerimientos biológicos de tu piel.
  • Sanar la emoción desde la que cuidas tu piel.

¿Cuándo?

Desde el 10 de Julio

¿Dónde?

Desde la comodidad de tu casa, en pijama y desmaquillada (si quieres), ya que nos vemos por zoom. Solo ingresa a Cosmetiquero Cápsula elige la fecha que más te acomoda, descarga el material y listo.

Si eres miembr@ de nuestra comunidad que #avanzaalonaturalo de las comunidades amigas como Justas o La Loma en tu email encontrarás un 35% de descuento que podrás usar hasta el 18 de julio.


Dejar un comentario